Comprar clorito de sodio

Mostrando los 2 resultados

¿Qué es el clorito de sodio?

El clorito de sodio es un compuesto químico muy utilizado para la potabilización del agua y la desinfección y limpieza de objetos y superficies para consumo humano o animal.

El clorito sódico se obtiene del clorato sódico (NaClO3). Tras reducirlo en una solución ácida con un agente reductor adecuado se obtiene dióxido de cloro. El dióxido de cloro se somete a una nueva reducción que da lugar al clorito de sodio.

Se trata de un compuesto utilizado en muchas situaciones diferentes. La obtención de agua potable es una de sus principales aplicaciones. Para ello, se genera dióxido de cloro a partir del clorito sódico y se aplica al agua que se desea tratar.

A algunos objetos y componentes también se les aplica clorito de sodio para desinfectarlos y lograr una limpieza profunda de los mismos. Los enjuagues terapéuticos, colutorios, geles o la disolución para limpiar lentes de contacto son algunos ejemplos de componentes que aprovechan las propiedades del clorito sódico.

Propiedades del clorito sódico

Es el químico mas seguro para el tratamiento de agua de consumo, ya que, a diferencia de otros químicos, el clorito sódico no genera trihalometanos (complejos tóxicos) en contacto con materia orgánica.

Desinfección prolongada si es usado sin activador.

Clorito de sodio más bajo del mercado en nitratos, cloratos y otros residuos.

    • Solución de Clorito de Sodio
    • Agua bidestilada sin clorar
    • Riqueza mínima garantizada del 24’5%

Modo de empleo del clorito de sodio

El clorito de sodio tiene que ser mezclado con otros componentes, como agua y ácido clorhídrico, para poder aprovechar sus propiedades limpiadoras y purificadoras.

El clorito de sodio no debe utilizarse solo y debe activarse siempre con un activador HCL.

Se utiliza una gota de clorito sódico por cada gota de activador. La mezcla debe ser vertida en el agua a tratar. Se deben aplicar dos gotas de clorito de sodio por cada litro de agua.

El clorito de sodio debe ser mezclado con un activador antes de su uso para reducir la solución inicial, de forma que se pueda aplicar con total seguridad en el agua que se desea tratar o los objetos que se pretende limpiar y purificar.

La generación in situ del dióxido de cloro a partir del clorito de sodio mezclado con el activador HCL es la técnica utilizada con mayor frecuencia para activarlo y poder utilizarlo posteriormente. Se trata de una técnica muy rápida y sencilla con la que obtener su clorito sódico listo para usar.

El clorito de sodio se mezclará con el activador basado en sal común y, al entrar en contacto con el agua, se generará el dióxido de cloro, el cual puede utilizarse con total seguridad para potabilizar el agua y limpiar objetos y superficies de forma profunda, entre otros usos.

En cualquier caso, le recomendamos solicitar ayuda a un especialista si no sabe como utilizar el clorito sódico con todas las garantías y total seguridad. El proceso activador debe realizarse correctamente para poder utilizarlo de forma segura.

Contraindicaciones

El clorito sódico debe utilizarse únicamente de forma segura

Lee atentamente la etiqueta del producto y su ficha de seguridad antes de utilizarlo.

Carrito de compra
Ir arriba