Tratamiento de agua de piscinas con dióxido de cloro

Es común pensar que el cloro clásico es el único método de tratar el agua de las piscinas pequeñas, pero existen otras opciones de igual valía que son menos peligrosas y que producen menos efectos perjudiciales en los bañistas.

Hablamos del dióxido de cloro, una dilución de clorito de sodio y ácido clorhídrico con la que tratar el agua de tu piscina será mucho más sencillo y cómodo.

Mientras que el cloro clásico presenta unas características que, en caso de ser mal utilizado, puede causar perjuicios para los bañistas, el dióxido de cloro usado en el agua de las piscinas tiene un mejor impacto tanto con las personas que disfrutan de ella como en la misma agua.

Diferencias entre el cloro clásico y el dióxido de cloro para el tratamiento de agua de piscinas

Las diferencias entre estos dos productos son notables por las siguientes razones:

  • Tóxicos: tratando el agua con cloro clásico se producen trihalometanos, que son tóxicos asociados al cáncer. Esto no ocurre tratando el agua con dióxido de cloro, ya que no se produce ningún efecto perjudicial para la salud.
  • Ojos: el cloro clásico produce irritación de ojos, algo que no ocurre con el dióxido de cloro.
  • Piel: mientras que el cloro clásico produce irritación en la piel, el dióxido de cloro cura las heridas, tiene una acción beneficiosa ante el cáncer de piel, la psoriasis y todo tipo de dolencias cutáneas, además de hidratar y tener acción aftersun.
  • Sobredosis: en caso de multiplicarse por 2 la dosis de cloro clásico, los efectos dañinos se multiplican considerablemente. En el caso de multiplicarse por 50 la dosis necesaria de dióxido de cloro, continúa siendo inocuo.
  • Tiempo de espera: en ocasiones puede ser engorroso tener que esperar varias horas a que el cloro clásico haga efecto en el agua, mientras que si la tratamos con dióxido de cloro no es necesario este tiempo de espera.

En Dioxvitae tenemos claro cuál es la mejor opción a la hora de elegir entre el cloro clásico y el dióxido de cloro ya que nos preocupamos por la salud de nuestros clientes y por la de sus familiares y amigos.

Tratamiento agua piscina pequeña
Tratamiento agua piscina pequeña

Uso de dióxido de cloro para el tratamiento del agua en piscinas pequeñas

La dosis general para el tratamiento del agua de piscinas cada 24 horas es de unos 10 ml de kit potabilizador de agua de Dioxvitae por cada 500 litros de agua.

Esta es la referencia que se debe tomar a la hora de calcular qué cantidad de dióxido de cloro se debe añadir a las piscinas según su capacidad y dimensiones.

Para ilustrar mejor cuál debe ser el modo de empleo del dióxido de cloro se ha realizado un ejemplo de cómo debería ser el tratamiento en una piscina de 1500 litros.

El primer paso es hacerse con 2 kits de 1 litro de los productos que conforman el kit potabilizador de agua, lo que nos proporcionará una mezcla suficiente para 70 días.

Kit clorito sódico + activador
Kit clorito sódico + activador

Además de ello, y para almacenar ambos productos del kit potabilizador, es interesante comprar 2 envases de CDS con dosificador de 600ml, siempre indicando qué producto está en el interior de cada envase con un rotulador permanente. Para su llenado, es primordial utilizar un embudo y, entre el llenado de un producto y el otro, limpiarlo.

Envase dosificador de 600ml
Envase dosificador de 600ml

A la hora de realizar el tratamiento del agua de la piscina, lo mejor es hacerlo al anochecer, teniendo a mano los dos envases dosificadores y un vaso de vidrio grande. Se deben añadir 30 ml de activador y otros 30 ml de clorito de sodio en el vaso de vidrio, agitar ligeramente durante 30 segundos y, posteriormente, introducir el vaso de vidrio con la mezcla en el agua. De esa manera, el vaso de vidrio quedará limpio una vez añadida la dilución.

Tras esta serie de pasos, la piscina quedará tratada y completamente servible nada más acabar de aplicar la mezcla.

Hay que tener varios factores en cuenta a la hora de utilizar el dióxido de cloro para el tratamiento de agua de piscinas pequeñas:

  • Es importante hacer la mezcla en el exterior junto a la piscina para, una vez diluida, verterla directamente en la piscina.
  • No se debe inhalar la mezcla. Es primordial ponerse en una posición de espaldas al viento durante todo el proceso de mezcla y reacción.
  • En caso de salpicadura del activador, del clorito o la mezcla, no se debe esperar mucho tiempo para enjuagar la zona salpicada con agua. Una vez terminado el tratamiento de la piscina, enjuáguese con el agua de la misma.
  • Por último, es importante enjuagar el vaso del agua antes de entrarlo de nuevo a casa.

No dude en contar con los productos de Dioxvitae para el tratamiento del agua de piscinas pequeñas.

Carrito de compra
Ir arriba