¿Cómo usar el DMSO?

El DMSO o Dimetilsulfóxido es un disolvente orgánico procedente de la pulpa de la madera, que combinado con el dióxido de cloro, compuesto químico muy utilizado como desinfectante de frutas y otros alimentos, es utilizado en el proceso de cloración del agua y como fumigante contra algunas plagas de insectos.

También se usa como decapante de suciedad complicada o incrustada, siendo apto para la limpieza de superficies porosas y complicadas. Resulta un producto óptimo para la limpieza y desinfección de superficies y objetos que buscan o precisan de un efecto máximo, como en laboratorios y/o quirófanos.

Debe de ser utilizado con gran precaución ya que es un producto muy efectivo que facilita la penetración de las sustancias químicas con la obtención de unos resultados excelentes.

Utilizar DMSO con CDS

El DMSO, disolvente orgánico a base de sulfuro, con muchísimos beneficios y aplicaciones terapéuticas.
Los compuestos del sulfuro se encuentran en las células corporales y son indispensables para la vida.

El motivo por el que se aconseja el uso del DMSO es porque hace que el CDS se absorba mejor y sea más efectivo.
El DMSO en primer lugar hace que la mucosidad se vuelva más penetrable por el CDS que ha de aplicarse con posterioridad, con un resultado más efectivo.

Cómo aplicar DMSO en la piel

El DMSO es un medicamento para la piel. Cuando algunos medicamentos de quimioterapia penetran en la piel o se filtran de las venas, se lesiona la piel cercana a la zona.
El uso tópico del DMSO y CDS es muy utilizado en heridas y llagas acelerando la curación. Cada día el DMSO es muy utilizado como linimento para desgarros musculares, contusiones, torceduras, para el alivio del dolor provocado por la hinchazón de la gota y artritis.

Este tipo de droga alcanza excelentes niveles de absorción, por lo que, aún puesta sobre la piel, rápidamente alcanza la sangre. Para ello debe de remojarse una gasa con DMSO, dar unas palmaditas suaves en la zona afectada, dejando que se seque al aire libre y sin cubrir la piel con gasas ni vendajes.
Estimula y acelera la curación de heridas de todo tipo tanto externas como internas.

Presenta un pequeño problema y es que tan pronto se absorbe, en el aliento se siente olor a ajo y ello se debe a que al metabolizarse produce un compuesto similar al allicin (esencia del ajo).

No debe de aplicarse junto con productos tóxicos como son los perfumes, tintes, desodorantes, entre otros, ya que estos penetrarían en el organismo a través de la piel.

La aplicación sobre la piel se realiza de la siguiente manera:

  • limpiar la zona con CDS y algodón
  • aplicar gotas o spray de DMSO
  • esperar 30 segundos y aplicar la misma cantidad de gotas o spray de CDS
  • no debe de enjuagarse a los 3 minutos puesto que no irrita casi nada
Shopping Cart
Ir arriba